Mostrando entradas con la etiqueta Dolor. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Dolor. Mostrar todas las entradas

jueves, 10 de octubre de 2013

Grandes mitos del uso de la morfina para controlar el dolor.

Santiago Rusinol. 'La Morfina' 1894
La persona que presenta una dolencia crónica, por lo general, está casi siempre acompañada de dolor, unos días más leve y otros días más intenso. El uso inadecuado o insuficiente de  analgésicos produce que esta desagradable sensación no se pueda controlar satisfactoriamente. Entre los sanitarios y la población general existe todavía muchas reticencias al uso de  analgésicos opioides por la creencia común en varios mitos que entre todos debemos desmontar. Los más frecuentes de ellos están descritos en su manual por el 'Maestro' y experto en Cuidados Paliativos, el Doctor Marcos Gómez Sancho.

miércoles, 9 de octubre de 2013

En tu mente, en tu alma, en tus manos.

"Amour" by Gianfranco Meloni.

Es difícil saber qué pensamos los sanitarios de la muerte cuando nada nos dista del resto de sociedad en estos ámbitos. La muerte o su idea se torna 
triste,
melancólica, 
meditabunda,
gris, 
negra.
Como enfermera entiendo que la muerte se parece más al fracaso profesional de lo se le parecerá nunca otra cosa.
Me equivoco.
Nos equivocamos.
La muerte es tan solo otra etapa.
La muerte de un ser querido nos hunde en un inmenso dolor difícilmente superable.
La muerte de un paciente nos provoca una total frustración por no haber sido capaces de hacer más.
Otra vez me equivoco.

Otra vez nos equivocamos.
Mi labor, la labor de mis compañeros y colegas no es solo curar o cuidar en la salud o en la enfermedad, es cuidarte, paliarte y aliviarte hasta que la muerte nos separe.
La esperanza de vida tan longeva , los 'milagros' de la ciencia al servicio de la sanidad, la fuerza que nos impulsa a salvarte nos hace olvidar que nuestro objetivo es cuidarte y prestarte alivio en las diferentes facetas de la vida, en los diferentes planos de la persona.
En tu mente.

En tu alma.
En tus manos.
Estaré para velar tu sueño.
Para que tu último aliento esté en paz.


WEBGRAFÍA: