Mostrando entradas con la etiqueta Don Pedro. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Don Pedro. Mostrar todas las entradas

domingo, 20 de enero de 2013

Las preguntas de Don Pedro


Como cada mañana de viernes, Don Pedro acude a su Centro de Salud. Esta mañana se encuentra varios carteles a las puertas del edificio que rezan:
Con la Salud no se juega.

Sanidad 100X100 pública y de calidad.

La Sanidad Pública no se vende, se defiende.


Don Pedro ha visto mucha miseria en este país, ha luchado para que sus hijos creciesen en libertad y ahora, después de toda una vida se le pone un nudito en la garganta que le impide tragar saliva y le hace sentir tristeza por la situación tan penosa que mucha gente tiene que sufrir sin razón alguna.

Entra , apesadumbrado, y a la primera que ve es a Ana.
Hoy , además del uniforme impecable que lleva siempre, porta una insignia en su chaqueta:
Soy enfermera pública y estoy en peligro de extinción.

domingo, 16 de diciembre de 2012

Alta Tensión

Don Pedro es un hombre tranquilo de los que ya quedan pocos. Amante de las cosas bien hechas y de los puros habanos. Recientemente ha ido al médico; casi me atrevería a decir que por primera vez.
Nunca un" me duele aquí" o" me duele allá", forjado a sí mismo, toda la vida ha trabajado en lo que fuese necesario para "salir adelante". Cuando conoció a Doña María era un chaval imberbe; pero el amor surgió a primera vista. Él; en el taller trabajando como aprendiz; ella, alta, esbelta y rubia, llegaba todas las mañanas al taller con su vespa nueva. Trabajaba en el taller mecánico de Don Fulgencio como secretaria, para ganar dinero que enviaba a su madre. La había dejado en el pueblo cuidando las gallinitas y la única vaca que le quedaba,  pasaba apuros económicos, pero se defendía para no pasar hambre.
De eso hace ya 50 años. Las cosas han cambiado mucho. El brillo de la juventud va dejando paso tímidamente a la expresión de sabiduría que demuestra su frente ajada por el paso del tiempo.
Pedro acaba de cumplir 65 años y está exultante, quiere jubilarse para dedicarse por entero a su mujer.Viajar, comer en los mejores restaurantes, conocer el mar, en fin; mil planes para su tercera juventud.
El primer sitio a donde ha ido es al centro de salud .María insiste en que se haga un chequeo antes de dedicarse a viajar.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

#CarnavalSalud. Un año de miradas

MÍRAME, DIFERENCIATE





UN AÑO DE MIRADAS

El 12/12/12 se cumple un año de un fantástico proyecto, un proyecto que engloba en diferentes actividades físicas y en la red la propuesta de un cambio en la atención sanitaria, un cambio hacia la humanización en el trato al ser humano.
Esta humanización del sistema empieza con una acción sencilla en su inicio pero un poco más compleja en su ejecución: ESCUCHAR.
¡Cuán difícil es escuchar!, pero escuchar de verdad, que no es lo mismo que oir con cierto interés,no.¡Pero si es que no nos escuchamos ni en casa!